como-elegir-tu-pala-de-padel

Cuando vamos a hablar de este buen deporte se nos viene a la cabeza el momento de cómo elegir la pala de padel. Esta no es una tarea sencilla desde ningún punto de vista que se le mire. Todo esto debido a la gran cantidad de marcas, formas, características, precios y demás detalles que nos hacen sentirnos muy poco seguros al respecto. Lo más recomendable siempre es buscar información de las palas a elegir antes de hacer cualquier compra.

 

Y algo que debemos tener en cuenta es que no todas las palas nos pueden servir a nosotros. Puede que la que le funcione de manera espectacular a un amigo, a nosotros no nos ayude en nada. Al igual que puede pasar con los últimos modelos que utilicen los profesionales. Por tal razón, hacemos énfasis en que cada persona es distinta y debe encontrar una raqueta que se adapte a su estilo de juego.

Comenzando a elegir una pala de padel

Tanto si estás interesado en renovar tu pala de padel o si quieres comprar una nueva, debes seguir algunos consejos básicos. Seas un novato en cuanto al tema del deporte o si ya tienes un poco más de tiempo y dominio, no te dejes llevar por las apariencias. Para elegir la pala de padel que te pueda funcionar de maravilla debes tener en cuenta ciertos aspectos físicos.

 

Con esto nos referimos a la forma de la pala, tanto si la quieres redonda, con forma de lágrima o diamante. El balance de la pala y la dureza de la misma para poder recibir o afrontar cualquier disparo que te envíen. El peso de la pala también es otro punto que debemos tener en cuenta que a menudo se deja pasar por alto. Los materiales con los que fueron fabricadas e incluso el núcleo de ellas.

 

Sí, a veces cuando se comienza con este deporte uno no se puede imaginar la cantidad de cosas que pueden afectar que tengas un buen juego sobre la cancha. Y por supuesto, elegir una pala ideal es una de las cosas que más te puede ayudar para jugar mucho mejor.

Claro, son muchas cosas que se deben tener en cuenta al momento de elegirla, pero te aseguramos que conocer las características de las mismas vale la pena. Todo porque una vez que comienzas con el padel, es difícil poder llegar a despegarse del mismo. Así que sigue los siguientes consejos para que sepas cómo elegir tu pala de este buen deporte.

Comenzando por elegir la forma correcta

Como lo comentamos anteriormente, las palas de padel se caracterizan por tener diferentes formas entre ellas. Este es considerado como uno de los aspectos más importantes al momento de elegir nuestra raqueta. Esto se debe a que la forma de la misma puede definir en gran manera nuestro estilo de juego dentro de la cancha. Por tanto, te invitamos a conocer un poco sobre los diversos modelos que existen:

Redonda

Se dice que estas están diseñadas para ofrecer un mejor control de la pelota al jugador. Son bastante usables por todo tipo de jugadores ya que son las más fáciles de manejar. Básicamente se puede decir que son las más recomendadas para los principiantes del deporte.

Lágrima o de forma híbrida

Son el tipo de raquetas que están diseñadas para ofrecer un equilibrio entre la potencia y el control. Su balance suele ser medio y también pueden ser muy versátiles para todo tipo de jugador. Aunque es común verlas en manos de jugadores avanzados o con un poco de experiencia.

Diamante

Son las que se llevan el premio en lo que se refiere a potencia. Son mucho más difíciles de controlar que los otros tipos de pala, pero pueden llegar a ser imbatibles por los fuertes tiros que ofrece. Es común verlas en manos de profesionales o en avanzados del padel.

Sobre el balance y la dureza de la pala

En cuanto al balance, es un aspecto que va muy relacionado con la forma de la pala. Entre los distintos puntos del mismo podemos mencionar diferentes tipos:

  • El balance bajo: Comúnmente visto en las raquetas de forma redonda. Esto quiere decir que el peso tiende a ir hacia el mango de la raqueta, lo que hace que se pueda tener un mejor control de cada golpe.
  • Las de balance medio: Estas suelen tener una distribución de peso excelente en la raqueta. Con ello ofrecen un mayor punto dulce lo que hace que sean muy versátiles ante cualquier jugada.
  • Las de balance alto: Normalmente se dice que es cuando todo el peso tiende a ir hacia la parte superior de la pala. Controlarlas es mucho más difícil, aunque compensan agregando una potencia increíble a cada disparo. Es común ver este tipo de balance en las raquetas de forma de diamante.

En lo que respecta a la dureza de la pala, podemos encontrar diferentes modelos. Palas blandas, duras y también intermedias. Todas con características propias y completamente diferentes entre ellas. El asunto es que este punto puede determinar en gran manera el tipo de juego que podamos tener en la pista.

 

Las palas blandas ofrecen un mayor rebote de la pelota. Esto hace que nos podamos defender con mayor facilidad ante cualquier ataque del contrincante. El tacto de estas es mucho más agradable y hace posible un fácil control de las mismas.

 

Por otro lado las raquetas duras ofrecen un menor rebote. Sin embargo, pueden generar mucha más potencia con cada disparo. También ofrecen la ventaja de ser más resistentes con el tiempo, lo que significa que son menos propensas a estropearse o romperse.

Recomendaciones finales

Debemos tener muy en cuenta el peso que queremos que tenga nuestra pala. Tanto si eres hombre o mujer puede ser un factor que defina mucho tu tipo de juego. También dependiendo de tu peso o de las capacidades físicas que tengas. El peso adecuado solo dependerá de cada jugador y de sus gustos personales.

  

Ten en cuenta que mientras más liviana, mayor será el nivel de respuesta que puedas dar con la misma. En cambio las más pesadas, ofrecen un control más torpe, pero una mayor potencia de disparo. Así también como ofrecen mucha más resistencia y durabilidad que las más ligeras.

 

Lo bueno de todo este asunto del padel es que hoy en día se fabrican muchos tipos y diseños de palas. Puedes encontrar raquetas redondas que ofrezcan una mayor potencia, así como también puedes encontrar palas de tipo diamante que estén un poco más orientadas a ofrecer un balance medio, facilitando así su control.

 

No basta con escoger la primera pala de padel que encuentres, sino que deberás buscar pacientemente hasta que logres dar con alguna que te ilumine el camino. Claro está también que la raqueta no hará milagros, porque a fin de cuentas estas no juegan solas. Dependerá de la habilidad, el empeño y la práctica que ponga cada jugador para poder destacar con la pala que pueda llevar sobre la pista.

Otra forma diferente de elegir tu pala de padel sería

Consejos: ¿Cómo elegir una raqueta de pádel?

Hay tres formas básicas de raquetas de pádel.

Desgarro: las raquetas son adecuadas para jugadores medios o avanzados. El punto dulce está más arriba de la raqueta.

Diamante: estas raquetas son adecuadas para jugadores avanzados. El punto dulce es más pequeño y se encuentra más arriba en la raqueta. Hace que sea más fácil golpear la pelota con fuerza. No son fáciles de manejar para los principiantes.

Ronda: estos son los mejores para los principiantes. El punto dulce de la raqueta es bastante grande y está ubicado en el centro de la misma. El peso de las raquetas se distribuye uniformemente. Este tipo de raquetas son generalmente fáciles de manejar.

El peso de una raqueta.

Hoy en día la mayoría de las raquetas oscilan entre los 365gr. a 396gr. Una raqueta ligera estaría entre 365gr y 375gr. Una raqueta pesada oscilaría 385gr a 395gr.
Las raquetas más ligeras son adecuadas para principiantes y mujeres, ya que son más fáciles de manejar.

Espesor de la pala Padel.

Hoy en día la mayoría de las raquetas oscilan entre 36 mm y 38 mm. Los jugadores avanzados deben usar raquetas más gruesas para golpear la bola con más fuerza. Para los principiantes se recomienda raquetas más delgadas porque son más fáciles de usar.

Materiales de la pala de pádel.

La mayor parte del bastidor de la raqueta está hecho de fibra de vidrio o carbono. La cara puede contener kevlar. El carbono y el kevlar se introducen en algunas raquetas de gama más alta para que sean más resistentes a choques y accidentes. La cara de una raqueta de pádel generalmente está hecha de materiales blandos (espuma) o materiales duros (eva). Las ventajas son discutibles. Sigue siendo una elección personal.

Conclusión.

Principiantes: use una raqueta de peso ligero a medio, preferiblemente redonda y delgada, de 36 mm o 38 mm.

Jugadores de nivel medio: Usa una raqueta de peso medio. Use una raqueta redonda o con forma de lágrima de 36 mm o 38 mm.

Jugadores avanzados: Usa cualquier forma o peso. La mayoría de los jugadores aprovecharán al máximo su talento utilizando raquetas con forma de diamante y más pesadas, de 38 mm de grosor.

Mujeres: las raquetas más ligeras son las mejores para las mujeres. La mayoría de las marcas suelen ofrecer raquetas especialmente diseñadas para mujeres.

Niños: usa una raqueta mucho más ligera, más delgada y más pequeña. Busque raquetas especialmente diseñadas para niños.

 

Share this post

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *